Sus padres no querían regalarle una cebra. Decidió hacer algo drástico y creativo con su hermana

Los niños son demasiado. Incluso para Amy Herrmann, una artista australiana famosa por su campaña “Underneath I Am” (“Debajo Soy”). Amy pasa todo su tiempo dedicada a sus proyectos artísticos, pero parte de ellos son dos pequeños seres humanos en desarrollo que la inspiran a empoderar a todas las mujeres del mundo, dos niñas que, a pesar de su “alternativo” entorno, son muy parecidas a todo el resto de niños en el mundo en lo que es realmente importante:

Su poder de dejar un adorable caos tras ellos.

Realmente los niños no son niños si no van desordenando el mundo a su gusto. ¿Quiere que las arvejas no sean redondas? Las aplastan. ¿Quieren usar los pantalones como camisa? Por ellos salen usándolos de sombreros a la calle.

¿Y si realmente quieren una cebra? ¿Si aman tanto las cebras que no resisten una vida sin ellas en casa?

Digamos que esta pequeña heredó la creatividad de su madre.

Creo que mi nueva cosa favorita en esta vida es la cara de la niña cuando le dice a Amy que “es una cebra” en plan de, “ugh, mamá, obviamente es una cebra. ¿Cómo no lo ves?”

Al menos su hermana no parece muy descontenta con su nuevo estado en la cadena evolutiva. O al menos en su escalafón como hermana menor. Quizá cuando sea mayor le de por hacerse tatuajes.

La mamá se lo tomó con mucho humor y compartió el video en una publicación de Facebook con el texto:

“Ohhhhh OK. Sabía que habían estado demasiado calladas”.

El video ha sido visto 13 millones de veces en Facebook y la verdad, yo no me aburro de mirarlo.

¿Cómo le habrán sacado todo ese marcador a la bebé?

FUENTE:

http://www.upsocl.com/familia/sus-padres-no-querian-regalarle-una-cebra-decidio-hacer-algo-drastico-y-creativo-con-su-hermana/