Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



13 cosas que pasan cuando te enamoras alocadamente de tu vida

Una de las cosas más maravillosas sobre llegar a ese punto de la viejentud donde puedes mandar todo lo que no te importa o sirve al cuerno es que lo que queda luego es puro disfrutar de la vida. Digo, igual tienes que trabajar, mantenerte en forma, cumplir con tus responsabilidades, pero enamorarte de tu vida es como capturar la estrella en el Super Mario Bros: los monstruos siguen allí, sólo que ahora les puedes pasar por encima.

1. Descubres lo que te apasiona y encuentras tiempo para hacerlo

Y son cosas que hace años no hubieses imaginado: ¿Pasar horas voluntariamente estudiando (para aprender un idioma nuevo)? ¿Sudar la gota gorda (para lograr correr una maratón)? ¿Desvivirte cocinando (para comer mejor y delicioso)?


2. Sabes mejor lo que quieres y lo que necesitas

Y la distancia entre ambas categorías, aunque a veces se te confundan porque no es que necesites ese Starbucks, pero lo necesitas, ¿verdad? ;).


3. Valoras las relaciones que tienes


Y no las que brillan por su ausencia. Tienes una vida llena de amor y pasatiempos, no tienes tiempo para quedarte esperando a gente que no quiere estar allí.


4. Viajas, exploras y te vuelves un poco más egocéntrica

Eres tu primera prioridad, pero eso no significa que no consideres a los demás. De hecho, si amas a alguien, se vuelve tan importante como tú– es el resto del mundo el que te resbala. ¿Quieres viajar? ¿Quieres comer? ¿Quieres vestirse con algo atrevido? ¿Quién se va a atrever a decirte que no?


5. Te enfocas en las partes importantes de la vida

¿A quién le queda tiempo o energía para gastarlo en cosas sin importancia? Definitivamente a ti no.


6. Pasas más tiempo haciendo cosas que esperando que pasen

Ya sabes que los deseos no se cumplen por pedírselos a una estrella. Tienes que luchar por ellos. Y si no resultan, tampoco te echas a morir. Quizá esto no funcionó, pero siempre hay otro camino, otra oportunidad, otro sueño.


7. Valoras lo que otros piensan y te das el tiempo de escucharlos

Te has hecho con un grupo de gente cercana a la que realmente aprecias y respetas. No sufres a idiotas gratis, pero para tus amigos siempre tienes la mente dispuesta.


8. Te tomas más tiempo para apreciar los pequeños detalles de la vida

No es sólo detenerse a oler las flores y escuchar el canto de los pájaros: disfrutas hasta los comerciales de la televisión. No es que te ciegues a lo malo, sino que tratas de mantenerte positiva ante una negativa realidad.


9. Siempre estás tratando de superarte y ser mejor

Sabes que la verdadera competencia no es con otros, sino contigo misma.


10. Te sientes más emocionalmente “llena” con las memorias que creas en tu día a día

No dejas que la vida te pase de largo, con cada día igual hasta morir de aburrimiento. Sabes que depende de ti, así que tu rutina está llena de momentos y gente a la que realmente aprecias.


11. Ser soltera o estar en pareja no te hace diferencia

¿Estás soltera? Pues disfrutas a concho del tiempo libre que te deja y no te haces ningún problema en ir a lugares sola. ¿Tienes pareja? ¡Exactamente lo mismo! 


12. Te sorprende todo lo que has pasado

Nadie alcanza este tipo de “iluminaciones” con una vida fácil. A veces miras hacia atrás, al lugar donde estás ahora y te tienes que sentar. ¡Felicidades! Has logrado muchísimo y todavía te quedan cosas por descubrir.


13. Has aprendido lo complicado y hermoso que es amarte a ti misma

No es un camino fácil, pero lo recorrerías mil veces más si fuese necesario.

¿Cuánto te quieres?

FUENTE:

http://www.upsocl.com/estilo-de-vida/13-cosas-que-pasan-cuando-te-enamoras-alocadamente-de-tu-vida/