Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



No entendía por qué los estaban inculpando. Cuando supo qué habían hecho no tuvo piedad contra ellos

Nadie entendía por qué la pareja de 73 y 74 años estaba siendo inculpada, pero todo cambió cuando el juez a cargo del caso comenzó a leer los 22 cargos en su contra. Se trata de Valerie Stannard (73) y Roy Stannard (74), quienes viven al norte de Londres y fueron sentenciados a 21 años de pena efectiva en total, 9 y 12 respectivamente, luego de que se determinara su culpabilidad en 18 de los 22 delitos que se les atribuye en el período de 1969 y 1985. 

Central News

Según indicó la investigación que se prolongó por más de un mes, la pareja de adultos mayores encerraron y torturaron durante tres décadas a cinco niños, quienes fueron severamente golpeados, abusados sexualmente, amarrados e incluso quemados. Roy sometía a los menores a torturas sexuales y los forzaba a robar múltiples objetos para posteriormente obtener dinero al venderlos.

Una de las víctimas acusó que Roy abusó de ella en más de seis ocasiones en frente de los otros apresados, y que intentó ahogarla con un jabón mientras amenazaba a las demás víctimas. 

Met Police
Met Police

A pesar de que la policía local inspeccionó el hogar a raíz de múltiples sospechas que surgieron a raíz de acusaciones por parte de sus vecinos, la pareja sabía perfectamente cómo encubrir los delitos.

A simple vista su hogar parecía como una tienda de alquiler de ropa, lo que dejaba tranquilos a las decenas de oficiales que registraron las dependencias. 

Sin importar lo que los niños hicieran, éstos eran sometidos a constantes golpes. Una de las víctimas fue sorprendido por sus victimarios con una rebanada de pan en medio de la noche, por lo que Valerie quemó su mano con una de las llamas de la cocina. 

“Ella agarró la mano del niño y la sostuvo sobre la llama de cocción diciendo ‘esto es lo que los ladrones consiguen'”.

Central News
Central News

A pesar de que ambos negaron las acusaciones, la defensa estableció que la cárcel sería peligrosamente perjudicial para ambos, debido a las enfermedades con las que actualmente coexisten. 

El juez Alastair Hammerton sentenció a la pareja, estableciendo que las marcas que dejaron en sus víctimas son imborrables. Por lo que a pesar de la crítica condición de salud que puedan llegar a tener, no equivalen al calvario al que sometieron a los menores. 

“Torturaron a niños ahogándolos con jabón, quemándolos con hojas de periódicos y golpeándolos hasta dejarlos inconscientes”.

Snaresbrook Crown Court

A raíz de la sentencia, muchos han consignado que la pena que se resolvió en contra de la pareja es insuficiente en función de todo el daño que provocaron y el cual sin duda alguna será definitivamente difícil de erradicar de la mente de sus víctimas.

¿Qué opinión te merece el caso?

FUENTE:

http://www.upsocl.com/mundo/no-entendia-por-que-los-estaban-inculpando-cuando-supo-que-habian-hecho-no-tuvo-piedad-contra-ellos/