30 mil hectáreas del agro cuentan con riego parcelario

Desde el 2014  al 2016  el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), a través de la Subsecretaría de Riego y Drenaje, implementó 26 mil hectáreas con riego tecnificado, con un monto de 16 millones de dólares, beneficiando  a 10 mil familias de las provincias de Loja, Azuay, Cañar Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Imbabura, Manabí, Los ríos y Santa Elena

Al mismo tiempo, la construcción de 4 milmicroreservorios, benefició a 4 mil familias, cubriendo un total de 4 mil hectáreas, con una inversión aproximada de 15 millones de dólares.

Junto a los microreservorios el MAGAP suministró kits de riego que consisten en bombas, mangueras, tubos y aspersores. Equipo de técnicos capacitaron a los campesinos y los motivaron a expandir más su riego por su propia cuenta, mediante los sistemas móviles de aspersión.

Varias son las ventajas del riego parcelario, como por ejemplo: el ahorro de tiempo y mano de obra, permitiendo al campesino realizar otras tareas mientras el agua cae continuamente en loa cultivos sin erosionar el suelo.

Para Rosa Toapanta, agricultora del sector Huapante Grande en Píllaro, el riego ha mejorado su producción. “No teníamos agua, nuestros terrenos eran secos; pero ahora con el riego tenemos todo tipo de cultivo: papas, choclos, hortalizas, tomate riñón, tomate de árbol, mora. Con esto podemos dar los estudios a nuestros hijos”, afirma la productora.

[[SUBTITULO]]

Pedro Morocho, beneficiario del sistema Licto, en la provincia de Chimborazo, manifiesta que “el riego ha cambiado nuestro sistema de vida porque ha mejorado los ingresos que nos deja la agricultura, ahora lo puedo invertir en mi vivienda y en la educación de mis hijos”

Adicionalmente, en el 2015  se pone en marcha el Proyecto de Irrigación Tecnificada (PIT) que se ejecutará en cinco años, con un monto de 100 millones de dólares y beneficiara un aproximado de 15 mil familias con una intervención de 13 mil hectáreas.

El proyecto tiene como propósito mejorar los ingresos de los pequeños y medianos productores agrícolas, a través del fomento productivo y al manejo amigable del suelo y agua. Los recursos provienen de préstamos otorgados por el Banco Mundial y del Gobierno Español, así como de aportes del Estado ecuatoriano y de los beneficiarios.

El PIT contempla inversiones para: infraestructura para la tecnificación del riego (parcelario y microreservorios), capacitación en planes de producción, comercialización y asistencia técnica integral a las organizaciones de usuarios beneficiados.

FUENTE:

http://www.agricultura.gob.ec/30-mil-hectareas-del-agro-cuentan-con-riego-parcelario/