Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



Enrique Estuardo: el pintor que capturó la mirada libertaria de Manuela Espejo

Quito, 28 de junio de 2017.-El cuadro fue pintado hace siete años. Mide 1.50 de ancho por 1 de alto y está pintado al óleo por uno de los grandes maestros de la pintura nacional: Enrique Estuardo (Salcedo-Cotopaxi, 1964). En la obra, la mirada de Manuela Espejo busca contactarnos a través del tiempo.

Se escogió esta obra para iniciar la campaña de “resignificación de personajes históricos” organizada por la Secretaría de Comunicación, (SECOM) y que cuenta con la participación de varias Carteras del Estado, entre ellos los Ministerios de Cultura y Patrimonio y de Educación.

Enrique Estuardo creó una “Manuela vital” y esa cualidad se convirtió en la razón de fondo para que su trabajo haya sido escogido para ser reproducido y colocado en los despachos ministeriales, así como en otras oficinas públicas. Además, tanto los valores de Manuela Espejo, como otros escogidos por una comisión, serán parte de productos comunicacionales y pedagógicos, con el fin de acercar su legado a los jóvenes de todo el país, tal como lo indicó en rueda de prensa, el ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Pérez Torres.

La historia detrás del retrato de Manuela Espejo inicia en el estudio de Enrique Estuardo, ubicado en el Sector de Rumipamba. Sobre los ambientes de sus estudios descansan pinturas de todos los formatos. Rostros, hechos de gruesas paletadas, que perfilan a gigantes curiosos que se asoman a estas habitaciones en las que sombra y luz se integran.

En el 2011, recuerda Enrique, fue contratado por la Administración Centro del Municipio de Quito para crear gigantografías de 11 personajes femeninos de nuestra historia. La serie “Mujeres Libertarias”, compusieron un gigantesco mural, que a pesar de la falta de mantenimiento, aún se puede observar en el sector de El Trébol, sur de Quito.

“No fue sencillo encontrar referentes históricos para construir esos personajes, menos aún para el de Manuela Espejo. Recuerdo que debí contratar al historiador Carlos Fernando Jarrín y leer mucho sobre ella, sobre todo lo escrito por una estudiosa como Marcela Costales, para al final definir una línea de trabajo”.

Sobre el físico de Manuela Espejo no existían mayores referencias, hubo, como dice el pintor, que sacarla, prácticamente de la invisibilidad total. “La idea era darle frescura, fortaleza y una bondad extrema, necesaria para el trabajo como voluntaria de enfermería. Espejo fue autodidacta, intelectual, periodista y columnista, en fin, tuvo una visión de ruptura expresa con la tradición, que quedó plasmada en el periódico Primicias de la Cultura de Quito”.

El óleo original se encuentra en la reserva del Centro Cultural Metropolitano de Quito.

FUENTE:

http://www.culturaypatrimonio.gob.ec/enrique-estuardo-el-pintor-que-capturo-la-mirada-libertaria-de-manuela-espejo/