Los Radosavljevic, primeros condenados por compra de órganos en España

A las tres de la tarde, una furgoneta Mercedes de color negro se detiene frente a una vivienda ocupada por indigentes en L'Hospitalet de L'Infant (Tarragona). De su interior sale Zoran Radosavljevic, el cabecilla de un peligroso clan vinculado al robo en domicilios de lujo y al tráfico de menores. Le acompañan su hijo Django y otros miembros de la organización, que entran rápidamente en el edificio y sacan a la fuerza a Abdallah, un sin techo que subsiste pidiendo limosna por las calles de la ciudad. A empujones, lo introducen en el vehículo y lo trasladan hasta la casa del jefe. "¡Perro!", le gritan. "¡Sí o sí vas a terminar lo que has comenzado!", le repiten, según un testigo, mientras le llueven golpes en el cuello, la cabeza y la espalda. Acaba de negarse a darle uno de sus riñones al hijo enfermo de Zoran.

Seguir leyendo.

FUENTE:

http://elpais.com/politica/2016/12/11/siempre_saludaba/1481480794_668197.html#?ref=rss&format=simple&link=link