Alonso: “Si estamos aquí es porque creemos que podemos ganar”

McLaren vive inmersa en la revolución más grande que ha experimentado una escudería en la Fórmula 1 moderna. Este proceso arrancó en 2015 con la recuperación para la causa de los motores Honda; siguió a finales del año pasado con el destierro de Ron Dennis, histórico patrón y ‘alma máter’ de la estructura en las últimas tres décadas; fue un poco más allá con el nombramiento de Zak Brown como su sustituto y siguió su rumbo este viernes con la presentación del monoplaza que Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne conducirán este curso. Puestos a cambiar se le ha dado un meneo hasta al nombre del coche, que abandona sus históricas siglas P4 (procedentes de Project Four, la empresa propiedad de Dennis que en 1981 se fusionó con McLaren), y que pasa a denominarse MCL32. También recupera en su decoración el naranja (dibujando el logo sobe una base negra), probablemente el color más carismático de los prototipos de Woking. A decir verdad, a primera vista a uno le vino a la mente uno de los antiguos Marussia.

Seguir leyendo.

FUENTE:

http://elpais.com/deportes/2017/02/23/actualidad/1487876580_519454.html#?ref=rss&format=simple&link=link