Dos experimentos mentales para poner en duda tu propia identidad

Descartes puso en duda todos sus conocimientos con el objetivo de llegar a una idea de la que no pudiera dudar y que le sirviera para edificar su pensamiento filosófico: pienso, luego existo. Es decir, lo único que Descartes tenía claro era que él existía (y pensaba).

Seguir leyendo.

FUENTE:

http://elpais.com/verne/2017/02/07/articulo/1486479996_663714.html#?ref=rss&format=simple&link=link