Administraciones municipales sin identidad

  • La sociedad más polarizada y decepcionada

Por: SAUL HERNANDEZ

UNO DE los graves problemas actuales de la autoridad municipal, es la poca o nula capacidad de convocatoria que tiene para con la población, y cuando llega a conjuntarla, el rechazo y el hartazgo se observa en los rostros de hombres y mujeres, que debido a esa necesidad de programas o de otros apoyos tienen que asistir a dichos eventos convocados por los gobiernos municipales.

Cuando no logran esa convocatoria, lo que observamos que gran parte de los asistentes son miembros del personal del gobierno que tienen la tarea de llenar los espacios, por lo tanto, discursos y palabras son al vacío, lo peor de todo es en los compromisos que en ocasiones o en muchas de ellas no se cumplen.

Y si mencionamos más cosas, seguramente llegaremos al final de que la falta de credibilidad social la ha fincado la misma autoridad y, en muchas de las ocasiones, los mismos personajes de la política, donde lo peor de su carácter parece ser que lo vacían en la sociedad.

La sociedad en estos momentos está segmentada y la parte política es la que más se menciona sin que exista un verdadero compromiso de cumplir y de hacer más cosas.

Pueblos, barrios y colonias siguen sumidas en el rezago, y en materia de servicios las cosas se encuentran peor, pro la falta de atención y programas asertivos que sean de capital plural.

Hoy hay más incertidumbre social con respecto a los trabajos y posibles condiciones de los ediles y sus administraciones, que pese a todo, al parecer están enfrascados en no cumplir o en no dinamizar trabajos que ayuden a la mejora urbana y, por ende, a la mejora en la calidad de vida de la población.

Qué pretendan los ediles o bien a dónde intenta llegar, sigue siendo una gran incógnita, porque a sus gestiones no les han inyectado una imagen de identidad que les permita levantar el rostro.

Y ante la ya cercanía de las campañas para elegir gobernador, muchas mini cosas y acciones que han intentado, simplemente tienden a diluirse.

Lo peor del caso es que conforme pasan los días, pareciera ser que muchos municipios empiezan a demostrar anomalías diversas, donde los señalamientos crecen, algo que augura que las cosas no terminarán nada bien para muchos.

Sin duda, hay tiempo de hacer más y de recomponer la plana, pero parece ser que es algo que tampoco les importa mucho, así que veremos qué rumbo toman sus decisiones y si la sociedad está en el ánimo de aceptar todo lo que se venga.

Y ya dije.

FUENTE:

http://adelanteenlanoticia.com/administraciones-municipales-sin-identidad/