Clausuran construcción de residencias en Valle de Bravo

Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró la construcción de 18 residencias de lujo y áreas recreativas en el municipio de Valle de Bravo, Estado de México por carecer de los permisos de impacto ambiental.

En una visita a un predio forestal dentro del Área de Protección de Recursos Naturales Zona Protectora Forestal, que comprende las cuencas de los Ríos Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec, se detectaron obras de construcción ilegales en una superficie de 3.6 hectáreas con afectación a un terreno de 10 mil 074 metros cuadrados.

Los inspectores ambientales colocaron sellos de clausura en las obras y actividades, luego que el inspeccionado declaró que no contaba con la autorización en materia de impacto ambiental.

También se detectó la colocación de pasto alrededor de las casas construidas, así como un camino terminado con un ancho de seis metros y una longitud de 500 metros, aproximadamente.

Al interior del terreno también se observó acumulamiento de tierra y rocas de diversas dimensiones; así como ocho tocones del género pinus, para los cuales el visitado presentó una autorización de derribo del ayuntamiento de Valle de Bravo, por constituir factor de riesgo.

Las residencias tienen una superficie aproximada de 273 metros cuadrados cada una y cuentan con dos niveles; durante la inspección también se observó una construcción de 30 metros cuadrados, una planta de tratamiento de agua de la que salía un tubo de PVC hacia un pozo de absorción.

Además, existe otro tubo de PVC en malas condiciones, del cual emanaba un olor desagradable y vertía agua al suelo.

Adicional a las 18 casas, se constató la existencia de una casa club, con una superficie aproximada de mil 100 metros cuadrados con una alberca, cocina, área de estar, ludoteca, dos vapores, dos jacuzzis y un gimnasio en su interior.

En el predio inspeccionado se observó una masa arbórea importante de los géneros pinus, quercus, acacias y arbutus, así como baja densidad de vegetación primaria.

Las sanciones a las que se puede hacer acreedor quien realice obras y actividades que carezcan no cuenten con autorización en materia de impacto ambiental van desde una multa equivalente de 30 a 50 mil días la Unidad de Medida y Actualización, arresto administrativo de hasta 36 horas hasta la clausura total.

La Profepa destacó en un comunicado que en esta área de protección de Valle de Bravo predominan varios tipos de vegetación como los bosques de oyamel, de pino, de pino-encino, así como vegetación acuática y subacuática, y secundaria.

En ese sentido, debe considerarse como una zona prioritaria por su cercanía con los centros urbanos más importantes de la zona en el Estado de México como Valle de Bravo y Toluca.

Además juega un papel importante como regulador bioclimático, que a su vez funciona como refugio natural para una gran cantidad de organismos que enriquecen la biodiversidad.

La importancia de la protección del lugar radica en que forma parte de la Región Hidrológica del Río Balsas, una de las más importantes del Valle de México.

De su equilibrio depende la captación y abastecimiento de agua a las poblaciones locales y aporta un caudal considerable para la Zona Metropolitana del Valle de México a través del Sistema Cutzamala.

FUENTE:

http://www.diarioamanecer.com.mx/clausuran-construccion-de-residencias-en-valle-de-bravo/