Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



La mujer, cansada de promesas

Por Juan López Cruz

Las mujeres de mexicanas  están cansadas de promesas y frases elegantes. Ellas necesitan salarios remunerativos que satisfagan sus necesidades de familia.

En la Plaza Mariana, del complejo industrial IUSA, el sol del mediodía caía verticalmente sobre las miles de personas reunidas para festejar a la mujer obrera.

El dirigente sindical fue interrumpido en su discurso por los aplausos de los trabajadores de esta empresa ubicada en el municipio de Jocotitlán, y que es un parteaguas en la economía familiar, mediante la generación de empleos en la zona norte del Estado de México.

El representante sindical ante las autoridades laborales del gobierno mexiquense, Francisco García Romero, destacó la presencia de las mujeres obreras en el desarrollo económico familiar, quienes recibieron la aclamación de sus compañeros trabajadores.

“Las mujeres de hora, trabajadoras  y amas de casa — agregó García Romero—, quien se inició en la lucha sindical para defender sus derechos laborales y después la los trabajadores en general desde las filas de la Confederación Unión Nacional Obrera (UNO), la que alberga varios sindicatos en todo el país, destacando la Federación Obrera de México (FOM), en el Estado de México.

“Las mujeres de ahora —prosiguió retomando la frase—, necesitan un salario que les permita tener casa, vestido y sustento. Pero además, estudios para los hijos.

“Una casa digna. Algo mejor que “las pichoneras” en serie realizan empresas constructoras y las venden muy caras, explotando a la clase trabajadora, que no alcanza a pagar en toda su vida.

“En las mujeres trabajadoras de ahora, hay sentimientos encontrados por la discriminación en que viven. De nada le sirve que haya en el Congreso diputadas y senadoras por quienes votaron con la esperanza de tener defensoras en ambas cámaras y las tienen olvidadas, pues ellas —las legisladoras— buscan enriquecimiento personal y se distraen en la búsqueda de puestos políticos más altos.

“¡Luchemos unidos para cerrar la brecha de la discriminación femenina! enfatizó García Romero,  motivándolas a una superación con esfuerzo personal, para salir de la pobreza  y olvido en que vive la mujer en nuestros días.

“Que por fin los hombres pensemos —añadió el líder con voz gutural  y erguido ante la multitud que lo escuchaba— como seres humanos, aportando con humildad y talento, lo que hemos dejado de hacer hace muchos años en favor de ellas, para lograr su felicidad.

“Las mujeres son luchonas, en el campo, en la industria, en la política, en la administración económica, en el hogar que es el sitio más sagrado de su familia.

“Felicidades a todas las mujeres de México, a nuestras compañeras de trabajo y en el hogar”. . . Los aplausos ahogaron las últimas palabras del dirigente sindical.

FUENTE:

http://www.diarioamanecer.com.mx/la-mujer-cansada-de-promesas/