Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



Messi resucita al Barza

Ivlev Moscoso
Editor

Quizás fue el partido del año. Real Madrid y Barcelona fueron dos boxeadores que solo sabían ir para adelante. Pegando y recibiendo, pero sin retroceder. Un cotejo que encandiló a los aficionados del fútbol porque pocas veces se ve un choque de dos equipos tan ofensivos. En este golpe por golpe ganó el cuadro catalán 3-2. Cuando el marcador estaba 2-1 salió expulsado Sergio Ramos, pero el cuadro blanco tuvo la entereza de empatarlo y buscar el triunfo en su estadio. Un partido memorable.

La idea que Barcelona estaba “muerta” por la eliminación en la Liga de Campeones y que sería sometida por Real Madrid en la liga fue un error. Si bien el equipo blanco salió con más energías e inclinó la pelota en el campo catalán, luego se vio un partido en donde se turnaba el ataque. Y cada llegada era una opción de peligro.

Real alineó a Bale y fue una ventaja para su rival pues no estaba plenamente recuperado y luego tuvo que salir. El galés por la derecha y Ronaldo por la izquierda debían ayudar a Benzema que iba por el centro del ataque.

En la volante Casemiro se ubicaba centralizado con la idea de “borrar” a Messi. Kroos a la izquierda y Modric a la derecha tenían la misión de apoyar más al ataque que la defensa. Algo similar sucedía en Barcelona, pues los volantes a los lados que eran Iniesta y Rakitic esta vez debían de llegar más al área rival.

Alcácer reemplazaba a Neymar por la izquierda, Suárez iba al centro, pero Messi parecía más un volante por el centro que un delantero por derecha. La idea que Sergi Roberto ocupa esa ubicación, esta vez no se dio.

MEJOR REAL
Real tomó la iniciativa. Circulando mejor el balón sobre todo por los volantes. Casemiro y Marcelo trataron mal a Messi que terminó con la boca rota. Umtiti trató de quitarle un balón a Ronaldo y lo trabó dentro del área, pero el juez no sancionó penal.

A los 27’, Kroos ejecutó un tiro de esquina que lo aprovechó Marcelo para habilitar a Ramos quien remató y el balón chocó en el poste. Casemiro que seguía la jugada la añadió para marcar el primero. Barcelona que estaba como dormido, reaccionó rápido y comenzó a exigir a Navas. A los 32’, Messi eludió a Carvajal dentro del área y Nacho no lo pudo alcanzar. El argentino remató y venció al portero para marcar el empate.

GOLPE POR GOLPE
A partir del empate, ambos elencos exhibieron un fútbol ofensivo. Pero no fue hasta el segundo tiempo en la que ambos porteros se lucieron. Primero atacó Real Madrid. Tuvo como 15 minutos en la que Ter Stegen desvió un remate de media distancia de Kroos y luego un cabezazo de Benzema un metro del arco.

Navas no quiso quedarse atrás y le sacó a Alcácer con los pies y luego a Pique, que remató de cabeza, un balón que ya llevaba destino de red. Cada atajada era una mejor que otra hasta que a los 72’, Rakitic de media distancia batió a Navas. Luis Enrique un minuto antes había reemplazado a Alcácer con Gómez.

Barcelona estaba mejor y pareció sentenciar el partido cuando a los 76’, Ramos fue violentamente a marcar a Messi. Si bien casi no lo tocó porque el argentino saltó, el juez interpretó exceso de fuerza en la jugada y le mostró la roja.

AMOR PROPIO
Zidane con un hombre menos, sacó a Benzema y puso a James Rodríguez. Ronaldo y Asencio se quedaron como delanteros y el colombiano como alimentador. Modric y Kroos iban detrás por lo que seguía atacando con muchos elementos. Luis Enrique prefirió defenderse y mandó hacer línea de seis. Con los cuatro defensivos, más Rakitic y André Gómes a los costados cuando no tenía la pelota.

En esos últimos minutos, Luis Enrique pensó conservar el resultado, pero fue un error. Real se le fue encima y a los 85`, Marcelo sacó un centro y James Rodríguez se desprendió de Pique y Busquets no llegó para cerrarlo. El colombiano frente al arco anotó el empate.

En esos minutos, Real se envalentonó. Siguió al frente buscando el tercero con un hombre menos. A los 91’, Real presionó la salida de su rival hasta con cinco hombres. Cuando Sergi Roberto eludió a Marcelo, solo estaban tres blancos para defender. Jordi Alva recibió el balón y la cedió a Messi que de media distancia volvió anotar. Y ya no hubo más tiempo.

Un partido memorable por las acciones ofensivas.

ALINEACIONES

Real Madrid: Navas; Carvajal, Nacho, Ramos, Marcelo; Casemiro (Kovasic), Kroos, Modric; Ronaldo, Bale (Asencio), Benzema (J. Rodríguez)

Barcelona: Ter Stegen; Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Suárez Alcácer (Gomes).

FUENTE:

http://diariouno.pe/2017/04/24/messi-resucita-al-barza/