Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



“Rosa Chumbe”

El pasado 8 de junio llegó a salas comerciales la película “Rosa Chumbe”, dirigida y escrita por Jonatan Relayze, realizador fogueado en la escena independiente limeña, que acomete en su primer largometraje el retrato sombrío y desangelado de una mujer que carga sobre sus hombros todo el peso de su circunstancia y la neurosis de vivir en una metrópolis como la nuestra.

La película lleva el nombre de una solitaria y callada policía que se refugia en el casino y el alcohol para pasar su tiempo. Su rutinaria y mediocre existencia, que transcurre entre su hogar y su ineficiente rol como agente del orden, cambia cuando su joven hija Sheyla se convierte en madre y decide dejarle a su pequeño hijo, abandonándolos a ambos y llevándose consigo los pocos ahorros de Rosa. Todo esto la obligará a asumir su nueva cotidianidad en la que un suceso sorpresivo la llevará a reencontrarse con su espiritualidad que le dará un nuevo y definitivo giro a su historia.

“Rosa Chumbe”

Con una puesta de escena que toma como referentes al neorrealismo y al estilo ascético de cineastas como Robert Bresson y Carl Dreyer, la cinta se apoya fuertemente en dos elementos: el personaje de Rosa y la ciudad de Lima. La primera, encarnada por una Liliana Trujillo en estado de gracia, en el primer protagónico de su carrera en el cine, logra construir un personaje sobre el que se sostiene la historia, con pocos diálogos y expresando una gama de sentimientos encontrados a través del cuerpo y los gestos, que la actriz trabaja con emotiva y contenida sobriedad.

La capital peruana aparece como un personaje más, pues sus espacios y atmósferas son retratados con especial énfasis, ayudando a construir el entorno gris y hostil que enfrenta la protagonista. Hay una sensación de inmersión sensorial en la urbe y sus habitantes, en la que el sonido tiene además un importante mérito.

Otro recurso son las elipsis que se aplican con rigor y siembran la trama de sugerencia y misterio, al igual que algunos elementos que se infiltran en lo cotidiano y sirven de mensajeros de algo extraño o extraordinario, tales como la imagen de Santa Rosa, un temblor de tierra, o incluso el programa de chistes del “Gordo Casaretto” (Alejandro Romero) que sigue Rosa por televisión, cuya apariencia le asemeja a una especie de chamán o Buda extraterrestre.

Mención aparte merece en este análisis la presencia del Señor de los Milagros -todo un leitmotiv en títulos reconocidos del cine peruano reciente como “Octubre” y “El evangelio de la carne”- y que en este filme alcanza un rol definitorio que lo aleja del paisajismo y la nota costumbrista de anteriores propuestas.

Otro punto a destacar es el paralelo entre madre e hija, una relación tensa y distante a la vez, marcada por la pobreza y el abandono mutuos. Ambas, siguiendo distintos caminos, encontrarán su redención, tomando decisiones que las iluminan y liberan.

Desde “Días de Santiago” de Josué Méndez (2004), no asomaba por el cine nacional, en lo que va de este siglo, una ópera prima contundente y lograda como “Rosa Chumbe”, que utilice con propiedad y personalidad los recursos cinematográficos para gestar una obra coherente a nivel expresivo y abierta a más de una lectura.

Título original: Rosa Chumbe
País y año: Perú, 2015
Duración: 75 min.
Director: Jonatan Relayze
Reparto: Liliana Trujillo, Cindy Díaz, Alejandro Romero.

FUENTE:

http://diariouno.pe/2017/06/19/rosa-chumbe/