Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



EDITORIAL: PÁNICO EN PALACIO

FF8809A3-C588-457E-9EC3-C52E51719072-4228-00000B2B17D742F4

El gabinete del presidente Pedro Pablo Kuczynski ha caído. Y su mandato se encuentra sumido en la peor crisis política de los últimos gobiernos que ha tenido el país. Pasada la medianoche de ayer, 77 parlamentarios votaron en contra la solicitud de confianza presentada horas antes por el premier Fernando Zavala, sólo 22 lo respaldaron y 16 se abstuvieron. De esta forma se decapitó al gabinete de ministros en pleno y el presidente ha quedado solo al frente de su gobierno y tiene un plazo de 72 horas para armar una nueva baraja ministerial, la misma que tendrá que pasar nuevamente por un trance similar en el Congreso de la República, pues requiere por ley el voto de confianza del Poder Legislativo.
Esta situación provocada como una jugada política por parte del gobierno de PPK podría tener la consigna final de cerrar el Congreso. Esto lo podría hacer si este nuevo gabinete no obtiene el voto de confirmatorio nuevamente. Con dos gabinetes fuera de juego por falta de confianza del legislativo la Constitución faculta a PPK a convocar elecciones parlamentarias. Aquí el panorama es más abstracto pues el tiro le podría salir por la culata si lo que busca es maniobrar hacia la mayoría congresal. Pues la desaprobación popular del su mandato y hacia su persona ha venido en caída libre en los últimos meses. Tanto así que existen focus group extraoficiales de encuestadoras, que indicarían que en una posible nueva elección parlamentaria la bancada fujimorista se vería incrementada numéricamente hecho que iría en contra del gobierno actual.
Esta situación conlleva a pensar que si PPK mantiene sus cartas dirigidas a revertir su minoría política en el Congreso -pensando cerrarlo en una hipotética segunda negativa de confianza parlamentaria hacia su nuevo gabinete- para lograr mayor comodidad de gobernabilidad a futuro, tendrá que hilar muy fino, puesto la cura podría costarle más caro que la enfermedad. Un hecho importante que cabe resaltar es que no sólo la oposición fujimorista es la que alentó el voto de desconfianza sino también voces opositoras de minoría parlamentaria como fue el caso de Vitocho García Belaunde que tuvo fuertes adjetivos en contra del gabinete Zavala.
La gravedad de los últimos acontecimientos ha llevado a que el presidente Kuczynski cancele súbitamente su viaje de ocho días al exterior donde se iba a presentar en la Asamblea General de la ONU y una reunión con el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Hecho que sin duda va a llamar la atención internacional sobre la grave crisis política que afecta al Perú y sobre todo a su mandato.
Caer en el análisis de hechos pasados en estos momentos resulta retorico, lo importante es hacer un llamado a la conciencia y a la madurez política para que el nuevo gabinete sea integrado por profesionales experimentados en su sector y a la vez con experiencia política que les valga para interpretar situaciones coyunturales y sepan adelantarse a lo que se les viene. El gobierno de PPK si aspira a mejorar su capacidad de gobernabilidad va a tener que concentrarse primermente en la labor de concertación política, pues gobernar en minoría nunca ha dado buenos resultados. El problema aquí es que los ppkausas no tienen cuadros políticos con personajes que den la talla para esa delicada y fina labor. La gran mayoría son teóricos que tienen sólo una percepción académica de los grandes problemas del país. Para conocer las grandes dificultades del Perú y encontrar sus soluciones se requiere haber estado aquí, al pie del cañón, en los momentos más difíciles de su historia reciente y no saber de la realidad nacional a través del Washington Post. Así están las cosas. Hasta mañana mis amigos de Primera.

FUENTE:

http://www.laprimera.pe/editorial-panico-en-palacio/