Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



UN AMOR PROTECTOR

27Patitas

Ellas son: Ella (se pronuncia Ela) y Paula, destinadas a estar juntas, a quererse, a acompañarse, a ser una la felicidad de la otra.

 Un día la vida se detuvo: nuestra niña estaba enferma. Nos tocó luchar, nos tocó sacar fuerzas que no sabíamos que teníamos, nos tocó reír sin ganas; pero también nos tocó vivir el amor de las personas que conocíamos de toda la vida y el de aquellas que fuimos conociendo en ese duro camino.

Ahí estábamos: Mucho tiempo aisladas pero no desconectadas del mundo. Muchos se ocuparon de que Paula se sintiera presente, se sintiera parte de… El tiempo pasaba lento, muy lento, y así fue que una noche llegó la promesa: “En cuanto te recuperes y salgamos de acá, traemos un perrito chiquito que no sea peludo para que tengas adentro, en tu cuarto, en tu cama, contigo”.

¡Cuánto trajo esa promesa! Tiempo ocupado en pensar nombres, camitas, juguetes, formas para que el resto de nuestros amigos de cuatro patas (Gigo, Lía, Max y Tilo) aceptaran a uno más.

Y como todo en la vida es causalidad y no casualidad, es que a una semana de haber terminado el tratamiento, esperando aún el resultado final de los estudio, avisan de una camada de perritos abandonados y, para dar una mano, fuimos a buscarlos para llevarlos a un transitorio… ¿Y adivinen qué? Eran chiquititos, muy chiquititos y de pelo cortito.

Fue amor a primera vista. Logramos resistir hasta que unos días después llegó el resultado que nos habilitaba a ir por ella. Nos estaba esperando y nosotros a ella. La amamos desde mucho antes de llegar a nuestras vidas.

Virginia, Gabriel, Juan y Paula

 

 

 

 

 

FUENTE:

http://hoycanelones.com.uy/web/2017/04/27/un-amor-protector/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=un-amor-protector