Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



Darío Pérez denunció graves carencias en institutos educativos del departamento

IMG_9371

Hablando en la Media Hora Previa de la última sesión de la Cámara de Representantes, el diputado frenteamplista Darío Pérez planteó diversas “problemáticas” que se registran en el ámbito de la enseñanza en el departamento de Maldonado. Entre otras cosas, el legislador dio cuenta de la gran cantidad de alumnos que tuvieron problemas para seguir sus cursos y destacó también que está faltando personal para atender una creciente demanda. Cuando no faltan limpiadores, faltan adscritos o sedes físicas para impartir los cursos, lamentó.

“Para el tema del que voy a hablar ya es tarde, ¿no? Ya pasó lo más importante, pero lo digo con un año de antelación a ver si alguien se da cuenta de lo que hay que hacer en el departamento de Maldonado, y capaz que en todo el país (para el próximo año lectivo)”, comenzó.

Pérez recordó que “por sus peculiaridades, el departamento de Maldonado presenta un extraordinario crecimiento demográfico y un elevado porcentaje de jóvenes en edad de estudiar en los diferentes subsistemas. Sin embargo, tiene algunas dificultades para la planificación -que reconocemos-, por la población trabajadora flotante que, muchas veces, acompañada de sus familiares, va y viene según la oferta de trabajo. Esto es lo que conocemos sobre sus dificultades, para las que deberíamos estar preparados”, explicó.

“Al comienzo del año lectivo nos impactó la enorme -con mayúsculas- cantidad de estudiantes del segundo ciclo que, estando inscriptos, no tenían dónde concurrir debido a la inexistencia de cupos. Además, hay una carencia de funcionarios, por ejemplo, en la UTU de San Carlos; allí se sabía de antemano que los únicos tres funcionarios del personal de servicio se iban a jubilar, y así sucesivamente”, aclaró.

Esperando solución

Acto seguido, Darío Pérez indicó que “hubiera estado dentro del rango de la normalidad” si 200 o 300 estudiantes hubieran quedado sin poder anotarse. Sin embargo, aclaró que este años “casi tres mil estudiantes con destino a Secundaria y UTU” se quedaron “esperando una solución. A esta altura muchos han desistido; las soluciones tardías y a los tropezones van dejando por el camino a jóvenes que habían tenido la voluntad de inscribirse y de comenzar o de recomenzar sus estudios”, lamentó.

“En el caso del liceo nocturno de Maldonado, unos seiscientos inscriptos comenzarán sus estudios casi dos meses después del inicio de las clases. Estamos hablando de dos meses. Otros casos se han solucionado a las cachetadas y como se ha podido, alquilando sedes de colegios privados que se fundieron o metiendo muchachos en contenedores”, señaló. “Viene a mi recuerdo la alegría que sentimos en el período anterior con el exdiputado (Pablo) “Yuyo” Pérez cuando, en el presupuesto quinquenal, para el 2013 se preveía la creación del tercer liceo de San Carlos. Estamos en 2017 ‑dije 2017‑ y todavía lo esperamos. Hasta hoy no se ha construido. Para este año el Liceo Nº 2 tenía ochocientos inscriptos, pero su capacidad es para cuatrocientos estudiantes”, afirmó.

Limpiar la UTU

El legislador volvió luego al caso de la UTU de San Carlos y comentó que antes del comienzo de los cursos “ya se sabía que tres funcionarios de servicio se iban a jubilar. Las clases no podían empezar porque no había quien limpiara. Reitero: ¡no había quién limpiara en toda la UTU! Además, hay cuatro adscriptos, en lugar de los seis o siete necesarios para manejar a esa cantidad de muchachos. ¡No hablemos de la batería de baños! ¡Estoy hablando de una batería de baños! ¡No estoy hablando de un edificio entero! ¡Estoy hablando de una batería de baños! A quienes tenemos hijos nos gusta que vayan a estudiar a un lugar como la gente. Así fue pasando este tiempo ‑mientras hablo me voy calentando nuevamente‑, y recién ahora se está solucionando mal y a medias este problema para una cantidad de muchachos que querían estudiar”, indicó.

“No sé cómo catalogar esta situación que vivió la enseñanza en Maldonado. Solo voy a pronunciar algunas palabras: imprevisión, ineficiencia, falta de planificación, desidia, ineptitud. ¿Cuál es la palabra que corresponde cuando hay tres mil muchachos que no pueden estudiar? Como no quiero pasar más vergüenza ajena -lo que paso es vergüenza ajena; señor presidente, usted es docente- porque el que gobierna es mi partido, quiero que las autoridades de la enseñanza, de UTU, de Secundaria y del Codicen se enteren de esto con un año de antelación, no sea cosa que para el año que viene en vez de tres mil, sean cinco mil los estudiantes que queden afuera”, concluyó.

Pérez solicitó que la versión taquigráfica de sus palabras fuera enviada al Ministerio de Educación y Cultura, al Codicen, a la UTU y a Secundaria. Treinta y nueve de los 40 diputados presentes lo acompañaron.

FUENTE:

http://www.correopuntadeleste.com/?p=11062