Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



Quince ediles impugnarán transacción entre la IDM y particulares en Eden Rock

juntasesion

El edil colorado Juan Silvera, abogado de profesión, dijo el pasado martes en la Junta Departamental que si la IDM no da marcha atrás en su intención de ceder a particulares predios ubicados sobre la playa del fraccionamiento Eden Rock impugnaría la decisión ante la Cámara de Diputados, maniobra que ya está camino a concretarse. Silvera recordó entre otras cosas, que varias leyes establecen la prohibición de construir a menos de 150 metros de la rompiente y que los particulares iban camino a perder el juicio por el que reclamaban derechos sobre esos solares, no obstante las autoridades comunales lo frenaron para realizar una transacción que consideró ilegal en virtud de las normas en vigor.

Al comenzar su ponencia, Silvera dio cuenta de haber “tomado conocimiento del contenido de la Resolución Nº 3.843 del año 2017, que en su parte resolutiva establece: autorizar la emisión de planilla de contribución inmobiliaria, de acuerdo a la resolución del año 2005, con respecto a ciertos padrones que se habían presentado en mayo de 2005 a pedir la viabilidad para la construcción de ocho viviendas en las playas de Eden Rock”.

En esta misma resolución, al final, dice: lo precedentemente expuesto ‒es decir el cobro de la contribución inmobiliaria‒ queda sujeto a que el gestionante preste conformidad expresa a esta resolución y que deje sin efecto los juicios iniciados. Por lo tanto, dado que la Intendencia otorga algo a cambio de que la persona deje sin efecto los juicios, esto, indudablemente, es una transacción, y como transacción debió ser presentada ante el Juzgado civil; sin embargo, se presentó un escrito en el que el particular simplemente dice que deja sin efecto el juicio, no presentándose al Juzgado el expediente ni la resolución por la cual se le da la razón al gestionante”, indicó.

No aprobadas

El legislador dijo que “al no calificarse de transacción este negocio bilateral entre el particular y la Intendencia, no es presentada prueba previa para su aprobación a la Junta Departamental, como lo establece la Ley de los Gobiernos Departamentales del año 1935”. Al respecto, y agregó que “también deben ser aprobadas las transacciones por los fiscales letrados departamentales”.

Hace más de un año que venimos solicitando que la Intendencia cambie su actitud, pero no hemos logrado ninguna respuesta afirmativa. Es más, se ha pretendido justificar, mediante ejemplos absolutamente diferentes a lo que reclamamos nosotros, ese proceder de no enviar las transacciones a la Junta Departamental; se ponen ejemplos de personas que han tropezado, se han lastimado en un pozo y presentan reclamos de $10.000 y nos dicen: ‘Yo le tengo que reconocer a la persona el reclamo y no mandárselo a la Junta Departamental’”.

Nosotros no pretendemos que personas que no vayan a hacer un juicio, que tienen reclamos ínfimos, sean obligadas a pasar por la Junta Departamental, pero sí pretendemos que juicios de enorme valor económico o de valor incalculable ‒como ser los relativos a las playas del departamento, antes de permitir que los particulares ejerzan actos de posesión sobre las mismas‒, sean aprobados por la Junta Departamental. Que no los podrá aprobar, porque esta resolución no solo viola directamente la Ley de los Gobiernos departamentales sino que también viola, entre otras, la Ley de Centros Poblados de la década del 40 y varias leyes más que prohíben que se hagan construcciones en los 150 metros de costa. ¿Por qué lo prohíben? Porque la Ley de Centros Poblados declara que son del dominio público los 150 metros adyacentes al mar y a las riberas de los ríos”, expresó.

Recurso

Silvera señaló que “esto ha sido confirmado por varias leyes posteriores y absolutamente por todas las sentencias judiciales. De todos los pleitos que terminaron en juicio, no hubo ninguno que tuviera andamiento.

Dado que no hemos logrado que la Intendencia modifique su tesitura de no cumplir con la ley y no someter a la aprobación previa de fiscales y de la Junta Departamental las transacciones que hace, hemos decidido intentar el camino de presentar un recurso ante la Cámara de Diputados, de acuerdo al artículo 303 de la Constitución de la República y reglamentado por la Ley Nº 18.045, por la cual se establece que un tercio de los ediles, o mil ciudadanos, pueden impugnar ante la Cámara de Diputados las resoluciones ilegales de los intendentes y de las Juntas Departamentales. El Partido Colorado ha resuelto promover este recurso. Por lo tanto, esta noche decidimos invitar a los ediles de otros partidos que deseen acompañarnos, dado que lo que se requiere para presentar dicho recurso es llegar a los once ediles”, señaló.

El curul también dijo saber que “esta situación no solo se da en Eden Rock, no solo se da en este expediente, sino que hay varias situaciones análogas en la playa. En primer lugar, mismo en Eden Rock hay otro juicio, donde la Intendencia de Maldonado, después de haberlo ganado dos veces, presentó un escrito suspendiendo los procedimientos; suponemos que para abrir una negociación similar. El otro juicio está en plazo de apelación. A medida que se presenten las situaciones en otras playas del departamento, procederemos de la misma forma”, anunció.

Silvera dijo ayer Correo de Punta del Este que 15 ediles acompañaron su iniciativa por lo que el escrito con la impugnación será presentado este miércoles a la Junta y pronto llegará al Parlamento. Los dos ediles colorados y los trece del Frente Amplio acompañaron la decisión.

 

Un poco de historia

Juan Silvera añadió en su ponencia que el expediente de marras “tuvo sus idas y venidas” y dio cuenta de ellas. “Comenzó en el año 2005 con una resolución autorizando el cobro de la contribución inmobiliaria, argumentando que la Intendencia perdía dinero. En enero del año 2016 solicitamos un informe para saber cuánto era el dinero que se perdía, dado que era contribución inmobiliaria rural y, por lo tanto, el monto a cobrarse era ínfimo, simbólico, pero ese informe no nos fue contestado”, señaló.

En ese mismo informe preguntábamos cuáles eran los conocimientos jurídicos que tenía la Dirección de Hacienda, porque opinaba que el hombre había demostrado ser propietario. En ese momento, la Dirección General de Jurídica estaba completamente en desacuerdo con la opinión de la Dirección de Hacienda, y así lo hizo saber por escrito, pidiendo, además, que se le informara al director de Hacienda que el propio Tribunal de lo Contencioso Administrativo había confirmado la política de la Intendencia de no emitir más contribución inmobiliaria. Sin embargo, pasó el tiempo y la Dirección de Jurídica cambió diametralmente su posición para pasar a sumarse a la posición que tenía la Dirección de Hacienda”, indicó.

Después de varios informes, en los cuales no hay títulos sino opiniones de escribanos o de otros juristas ‒pero no títulos, como lo demuestra que el propio juicio sea caratulado “Declaración de propiedad”, lo cual no necesitaría serlo si tuviera el título o el reconocimiento de la prescripción‒, finalmente se ha hecho lugar a la emisión de contribución inmobiliaria”, agregó.

Como todos sabemos, es un flagelo para las playas del este uruguayo que los particulares las ocupen para construir viviendas particulares. Pero nos parece que es peor aún que un Gobierno departamental indirectamente favorezca esas ocupaciones al reconocerles derechos a esas personas que piden permisos para construir viviendas, que ya anuncian cuál es su propósito, y que la Intendencia les autorice el cobro de contribución inmobiliaria cuando ya mostraron sus cartas: que lo que les interesa es construir en la playa. Por lo tanto, dado que la Junta Departamental no es escuchada como la ley lo requiere en cuanto a la aprobación de las transacciones, habremos de presentar –si conseguimos el voto de nueve ediles más– un recurso ante la Cámara de Diputados para que en el término de sesenta días anule esta resolución por ser violatoria, entre otras, de la Ley de Centros Poblados y de la Ley de los Gobiernos departamentales, que establecen la anuencia previa de la Junta Departamental”, concluyó.

FUENTE:

http://www.correopuntadeleste.com/?p=12179