Buscador de Noticias Mundial. La mas completa informacion para todos los usuarios en todos los idiomas.



“Estoy cansada de que me embromen”

María Aracelis Solórzano tiene 37 años. Antes solía permanecer cerca de la plaza Bolívar de Puertorro donde aguantaba todo el sol del mediodía en el mismo lugar: una silla.
Recientemente, los yuntas de Portugal Abajo aseguraron que tiene al menos 20 días que se instaló por la avenida Cajigal, municipio Simón Bolívar.
Según los chismes de Carmen Romero, una doñita que ha vivido unas 78 primaveras, la mujer apareció de la nada y no habla con nadie. No es agresiva.
“Yo he tratado de mediar palabras con ella pero es imposible. Le he dado agua, comida y hasta café. Siempre me da las gracias”, comentó la señora.
En un intento de obtener más datos del beta, los lenguas largas de Hora Sero pudieron conocer que María llegó a Barcelona por cuenta propia (en un autobús) y está cansada de que la “embromen”.
También, dijo que desde hace un buen tiempo se encuentra en situación de calle y su cumpleaños número 38 es el 11 de septiembre.
Los vecinos hacen un llamado a las autoridades, especialmente al mandamás del estado Anzoátegui, Nelson Moreno, para que averigüen más del caso y le busquen una pronta solución.
“En estas cosas es en las que se debería abocar el gobierno en vez de andar pintando palomitas preñadas, hay personas que verdad tienen necesidad y nadie los toma en cuenta”, dijeron.

Y. tiapa


Foto Del Día

Todo depende de cómo lo veas

En situaciones no tan buenas, están los que lloran y los convives que deciden vender pañuelos. Ahí está  la diferencia entre quienes solo se quejan y los que le sacan provecho a todo, esos son los nuestros, a lo que le apostamos.  Foto | Nieves Arriojas
En situaciones no tan buenas, están los que lloran y los convives que deciden vender pañuelos. Ahí está la diferencia entre quienes solo se quejan y los que le sacan provecho a todo, esos son los nuestros, a lo que le apostamos.
Foto | Nieves Arriojas

FUENTE:

http://horasero.com.ve/2017/07/25/estoy-cansada-de-que-me-embromen/